Vuelo 666



Vengo del cine de ver un documental musical titulado "Vuelo 666". El anuncio de estreno de este documental ha sido pasado de boca en boca, pues sólo lo daban hoy en un solo pase en los cines de Cinesa.

Los cámaras filman lo que pasa detrás del escenario ( "backstage") donde tocan los Iron Maiden , en su gira "Somewhere back in time".


Bruce Dickinson, cantante del grupo, pilotaba el avión él mismo, porque además de cantante, es también piloto oficial.

Se les ocurrió montar todos los instrumentos, todo el equipo, el manager, los instrumentos, maletas, etc en el mismo avión. Había mucho peso en la parte de atrás del avión y como nunca antes se había hecho, no sabían como iba a salir...pero, afortunadamente, salió bien.

Ir de gira en avión privado de esa forma les permitió reducir costes en los traslados e ir a lugares del planeta que de otra forma no hubieran podido visitar. Eligieron 23 ciudades repartidas por los cinco continentes en 45 días de gira. Nunca antes una banda de rock había hecho eso.

El documental explica los lugares por donde van pasando, retrata un poco el carácter de cada miembro del grupo y anécdotas de la gira.

Pese a que el público al que va dirigido el documental es principalmente a los fans de esta banda de rock duro, me pareció muy emotivo como los músicos, que tocan por amor a la música ya que a estas alturas no necesitan el dinero, hacen felices a los fans de países donde los grupos grandes no suelen ir a tocar.

En Chile, por ejemplo, el gobierno les había prohibido tocar hace años en el país debido a que la iglesia católica, con gran influencia en el país, les había acusado de hacer música satánica. Para ellos, toda la parafernalia no debe ser tomada en serio, es simplemente parte del show.
Así que cuando esta vez consiguieron venir, fueron recibidos con una pasión desbordada.



La pasión era tan extrema entre los fans que muchos se tatuaban en el cuerpo motivos de las portadas del grupo. Otro lloraba porque había conseguido agarrar una baqueta que el batería había arrojado sobre el público. En Colombia los fans tuvieron que lidiar con el ejército que les cacheaba. Pasaron por India, Japón, Australia, CAnada....recorrieron más de 55.000 millas, osea un buen porrón de kilómetros.
Para muchos de estos chicos y chicas, que venga su grupo preferido a tocar a su país, es un sueño hecho realidad, algo que pensaban que jamás sucedería.

Quizás lo que más me gustó del documental es ver cómo se puede hacer felices a las personas con la música, y también ver a un grupo de personas dedicarse a trabajar en lo que les gusta. Me dio por preguntarme si ponemos tanta dedicación, motivación y entusiasmo en nuestro trabajo como ellos. Quizás debiéramos buscar un trabajo que nos motivara, que nos realizara. Puede que eso solo lo consigamos el día que nostros seamos nuestros propios jefes y nos ocupemos de trabajar en algo que amemos o que se nos de bien. A mí me encantaría trabajar en algo relacionado con la música.

Preguntitas del día: ¿Habéis visto alguna vez algún documental musical? ¿Habéis visto alguno en el cine? ¿Qué músicos os gustaría que vinieran a tocar a vuestro país pero nunca han venido todavía?¿Trabajáis en algo que hace felices a otros o que os motiva de forma personal? ¿Cual sería el empleo de vuestros sueños?

¡Hasta pronto!

1 comentario:

Sihri dijo...

Si, he visto varios, pero los que más recuerdo son el del Festival de Woodstock (que fue una pasada), uno sobre una gira de Sting (en la que hasta les acompañaba su mujer y en la que nació uno de sus hijos, ... salía el momento del parto) y otro de U2 que vi en el cine (en el cine es más divertido, la gente canta, un poquito más parecido a ir de concierto que verlos en casa).

En mi trabajo estoy bien, no me puedo quejar lo de la motivación depende del momento, pero si mañana pudiera dejar de trabajar no dudaría en dejarlo para dedicarme a otras cosas.

Yo creo que el mejor empleo es el de no necesitar el dinero para sobrevivir, de manera que puedas evitar la monotonía de hacer siempre lo mismo, podrías emplearte en lo que te apeteciera y disfrutar constantemente. Quien pudiera ¿eh???