Reencarnación


¡Hola de nuevo! Una espantosa gripe me ha alejado de internet desde principios de año. Del día 4 al 11, y sigue haciéndome compañía. A ver si me curo pronto.

Como "año nuevo, vida nueva" se me ha ocurrido hablar de la reencarnación, sobretodo porque tuve una conversación sobre ese tema a principios de año.

Yo no creo en la reencarnación, pero resulta que la mayor parte de las religiones la contemplan de un modo u otro y esa creencia se remonta a nuestros orígenes más primitivos.
Hay quien cree que la reencarnación sólo existe entre humanos, es decir, que una vez muerto tu cuerpo, el alma pasa a un nuevo cuerpo humano y lo habita desde su nacimiento.

Esto incluye que en una vida o vidas anteriores puedes haber sido de otra raza, sexo o condición económico-social.
Otros van más allá y creen que puedes reencarnarte en cualquier ser vivo, desde un gato a una escarola.

Por supuesto, esa reencarnación no es "porque sí". Obedece a un sistema moral para evaluar y premiar tus actos con una vida mejor o una vida peor: según te hayas comportado en esta vida, así te irá en la siguiente. A eso se le llama "Karma". (Según el hinduismo).

Es un ciclo sin fin, una y otra vez vivimos, morimos y volvemos a vivir, pero cada vez que volvemos a vivir, olvidamos nuestras vidas anteriores.

...Y digo yo...si olvidamos todo lo que hemos aprendido en nuestras vidas anteriores, ¿De qué nos sirve lo que hayamos aprendido?


Luego viene el tema de las regresiones, despiertos o mediante hipnosis, para recordar qué éramos antes de estar en el útero. De este modo, una vez recordemos, podremos solucionar nuestros problemas no resueltos en vidas pasadas. Desde mi punto de vista, en nuestras vidas actuales ya tenemos suficiente con lo que lidiar. No necesitamos ir a solucionar cosas de otras vidas.

Siempre hay una forma de evitar ese ciclo eterno de reencarnaciones, que consiste en alcanzar un espíritu puro y muy bueno, algo así como la perfección, para fundirse en un todo con el universo o la energía mística, o llegar al nirvana (según el budismo) o a dios, cualquiera que este sea.

Pues yo no quiero pasar a ser un puñado de energía fusionada con la energía de tantos otros desconocidos. Tampoco quiero llegar a la perfección, (porque considero que nadie puede alcanzar la perfección) y en cuanto a la reencarnación misma, me parece una postura muy cómoda. Todos deseamos tener segundas y terceras oportunidades. Más chulo aún si son doscientas. ¿Qué mejor que creer que podemos volver a empezar una y otra vez?

No importa lo que hagamos, porque ya nuestra nueva vida se encargará de arrastrar el karma de lo que hagamos en esta, y total, como ya no nos acordaremos de nada...
Prefiero creer que tengo una sola vida, la que me toca vivir y la que tengo.

Quiero hacerme responsable de mi propia vida, cuidarla, aprovecharla y vivirla intensamente. Después, me da igual en qué o quien me reencarne, porque creo que si dejo de recordar quien soy, dejo de ser quien soy. Paradójicamente,
una persona que ha sufrido amnesia, ¿Deja de ser quien es por el hecho de no recordar nada? Es interesante.

Por otra parte, hay el tema de las almas jóvenes y las almas viejas. Hay gente más joven que yo que me ha enseñado y me está enseñando muchas cosas. Con alguna he hablado que me ha parecido un alma vieja, que hubiera vivido muchas vidas ya y hubiera aprendido muchas cosas a lo largo de ellas. Una vez alguien me dijo que yo soy un alma muy joven. Quizás he vivido pocas vidas, o quizás esta es mi primera vida y la pillo con tanta ilusión. Quien sabe.

Por un lado, me parece absurdo acabar reencarnada en lechuga de ensalada, o haberme casado, vivido, tenido hijos y muerto en vidas anteriores, etc pues posibilidades hay infinitas.

Pero por otro lado algo me dice que si lo rechazo es porque no me gusta la posibilidad, pero que el hecho de que no me guste no implica que eso pudiera ser así. Total, somos energía y la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma.

En resumen, que no creo porque no me apetece creer en ello, pero ni niego ni afirmo que exista. Y vosotros/as, ¿Qué pensáis? ¿Créeis en la reencarnación? ¿Qué os gustaría ser en vuestra próxima vida? Yo siempre digo que me pido ser gato doméstico, que viven como dioses, je je je.

¡Hasta la próxima!


Enlaces:
Reencarnación en la Wikipedia

10 comentarios:

David Carrascosa dijo...

Es cierto lo que dices, la reencarnación es un mito que transmite ciertos valores morales. Si re portas bien te reencarnarás en un ser "superior". No creo en nada de eso.

Pero puestos a imaginar, al hilo de tu gripe, la reencarnación se produciría entre todos los animalillos (incluidos nosotros) pues el virus de la gripe afecta a la mayoría.

Y dicho esto, para rematar la historia, yo me reencarnaría en virus de la gripe. ESE SÍ QUE ES EL SER SUPERIOR (JAJA)

Espero que te mejores pronto. Besos!!

Ripley dijo...

Sinceramente, no creo en la reencarnación, si así fuera, los seres humanos serían capaces de aprender de errores pasados y no cometerlos de nuevo., evitando a la humanidad crueldades y barbaries como la que estos días sucede entre palestinos e israelies..o al menos eso me gustaría a mí. Que te mejores pronto. un beso

Conciencia Personal dijo...

Ana, te abrazo y alivies esa gripe pronto...

No creo en la reencarnación, pero tu artículo es interesante y me abre aspectos desconocidos para mí. Una paloma, sería mi ideal....

besos, Monique.

Susana dijo...

pues la verdad que no creo en la reencarnación, pero el post te lo has currado mucho mucho, así queeeeee te ganas un besote jejeje muackkk

Sihri dijo...

Yo lo único que se es que los primeros recuerdos que tengo son de cuando nació mi hermana pequeña a la que le llevo 15 meses. Y cuando pienso en estas cosas solo veo antes de ahí no existía nada tal vez un día me dormiré y vuelva a quedar en nada. Aunque si que me gusta pensar que esto no se acaba.

Te contaré algo precioso de mi sobrino de 10 años: él "era hinduí" por su origen de nacimiento y llegó aquí con 8 años (edad suficiente como para tener interiorizadas muchas cosas que había vivido). Al año de estar aquí nos explicó que el se sentía como si antes fuera otra persona que su alma se le había salido fuera y ahora era él y que estaba muy bien. Supongo que fué su manera de interiorizar esa experiencia que realmente para un niño tan pequeño no deja de ser bastante dura y estabilizar su propio yo. Para él había sido como una reencarnación supongo que por su educación anterior.

Hasta otra!!

mygdalom dijo...

yo sí creo. Y que vas repitiendo, pero no infinitamente. Que a cada paso tu alma aprende una cosa nueva. No vas a ser superior por ello. Cada vida ofrece un sin fin de situaciones nuevas, y que reencarnas dependiendo de lo que no has podido resolver. No lo veo como a una meta conseguir, ni como un castigo por repetir según que situaciones, sino mas como una forma de aprendizaje. Y que llega un momento en que no vuelves aquí, y sigues en otras partes.

Ya ves. :P

Eso sí, sal corriendo en dirección contraria a cualquiera que te diga que tenga la razón absoluta en algo. A mi me pillan entonces todas las alergias.

Tanhäuser dijo...

Reconozco que soy un descreído de tomo y lomo. ¿Te imaginas reencarnarse en caracol? Ecs, qué asco, todo lleno de babas.
Mucho mejor vivir el presente, tal y como somos.
Carpe diem.
Besos

B dijo...

La verdad es que no creo en la reencarnación. Me parece, como a ti, una solución facilona a problemas que se nos presentan. ¿Por qué yo? ¿Que habré hecho en otra vida? Decimos casi sin pensar. Y es que pensar que esas desgracias que no nos merecemos no tienen razón de ser, son en verdad aleatorias, y a cualquiera le pueden ocurrir asusta. Aceptar que no haya ningún poder y, sobre todo, un plan divino da miedo. Por eso creo yo que muchos, incluida yo a veces, nos agarramos a eso, a una razón superior. En fin, vaya rollo que te he metido, pero tú has preguntado... :)

Ana dijo...

David C, (apartir de ahora te llamaré David porque solo hay un David comentando),

pues cuando estaba febril en cama me prometí que si encontraba un genio de la lámpara mi primer deseo sería exterminar los virus de la faz de la tierra jajaja, qué chungo lo tendrías en tu reencarnación! aunque si pidiera ese deseo lo más seguro es que el genio eliminaría toda la raza humana jajaja :_)
Gracias por tus buenos deseos.
Un abrazo

Ripley, eso mismo creo yo. Ayer me dieron el alta médica y el 28 tengo visita con la Otorrinolaringóloga. Deséame suerte! De momento vuestros deseos de mejoría parece que surten efecto :D
Leí en el periódico todo lo que está pasando con los bombardeos israelís. A veces es mejor quedarse en la cama...grrrr!
Un beso

conciencia personal/ Monique, una paloma es el símbolo de la paz, me imagino una paloma blanca...me gusta.
Me alegra que te haya sido útil el post de alguna forma.
Besos

susana, un besote tuyo siempre sienta bien.
Otro para tí!

Sihri, es muy interesante lo que cuentas de tu sobrino. Es posible que la cultura a la que pertenece en su origen le condicionara a explicar su vivencia personal como si fuera una reencarnación. Por cierto, hablando de culturas "sihri" es un nombre árabe. ¿Qué significa? Simple curiosidad :)
Besos

mygdalom,tengo familiares y amigos/as que creen en la reencarnación. Ya conozco a otra persona que cree :)
Eso sí, está bien huir de dogmatismos y fanatismos.
Besos

NOTITA AMPLIATORIA AL RESPECTO DEL POST Y DE LOS COMENTARIOS:

Con lo que dije yo en el post sobre la paradoja de aprender habiendo olvidado todo lo anterior, y lo que comentaba Ripley, una amiga contrarrestó hablando conmigo sobre el tema el otro día diciendo que aunque no recordemos exactamente lo que pasó en vidas anteriores, nuestra alma adquiere experiencia y conocimiento que quizás nos sea útil en una vida posterior. Supongo yo que se necesitarán 200.000 reencarnaciones de toda la humanidad para que aprenda a no matar y a ser mejores. Aprendemos despacio, muy despacio..

Tanhauser, claro..más vale humano que caracol, sin duda!
Carpe diem!

B, de rollo nada! Estos temas me gustan, jeje..Me gusta mucho filosofar, pero no saco demasiado temas de estos porque no sé si a la gente le interesan demasiado. Has aportado un punto de vista muy interesante. La gente busca sentido para las cosas que le pasan y a veces ese sentido lo da la reencarnación, o la idea de que hay un plan diseñado por alguien, o que ya está todo escrito, o que la vida tiene sus normas, que hay un más allá y un más acá, etc..
Si no hay nada, pues nos aferramos a algo. Es muy normal.
Me gustó mucho tu comentario.
Besos

Me alegro mucho de que hayáis dejado vuestra ondulación y pensamientos por aquí sobre el tema. Un abrazo a todos/as.

Sihri dijo...

Si Ana, es un nombre árabe, y además creo que es de varón, pero bueno, no se lo que significa y fue un error mío; si te digo la verdad, tenía que haber puesto Shirsti, que era el nombre de una niña, pero alguien hizo una pintada en la puerta de mi casa con Sihri y yo confundí uno con otro y cuando me di cuenta ya no me apetecía cambiarlo.

Hasta otra!!